Estás buscando la obra de tu vida,  sin ser consciente de que la gran obra eres tú.

Tu realidad gira en torno a lo que has aceptado y sueñas ser.

El conocimiento que buscas para cambiar tu vida, está dentro de ti. Eres lo que brilla en el cuerpo. Lo que manipula el cuerpo y la vida, a través del cerebro y lo que piensas.

Tú moldeas la realidad a cada momento y tu actitud con respecto a ella, afecta toda la naturaleza de todo lo que te rodea.

Tu vida es un hermoso proceso de metamorfosis y para que cambie tu vida tienes que cambiar tú. Y así como llega el día que la oruga se aburre de su vida y duerme, a ti también te pasa.

Cuando te sientes mal quieres escaparte a un sueño; a una fantasía.

Pero en la oruga el sueño se hace profundo y no vuelve a reafirmarse más en el sueño de ser oruga. Sueña ser mariposa, viéndose y sintiéndose volar.

Su cuerpo cambia porque su mente cambia, el deseo enciende el fuego interno que lo transforma en hermosa mariposa.

Cuando se libera el deseo,  la mente se transforma en algo nuevo. Es el principio de la transformación.